Escuela de Formación

 

Se proyecta que para el año 2030 la sociedad joven en Colombia dejará de ser el grupo poblacional dominante, será entonces el momento en el que el país pase a ser una economía envejecida, como ya le sucedió a Japón en el año 1996, y aunque el envejecimiento no se puede evitar, si se puede predecir y los gobiernos pueden trabajar y prepararse para enfrentar esto.

Una de las implicaciones de esta transformación será el aumento de la demanda de atención de salud y de otros programas y servicios para las personas mayores, que incidirá tanto en los gobiernos como en las familias: en el primer caso, porque muchos de estos programas están a cargo del sector público, y en el segundo, porque buena parte de los cuidados que requieren las personas de edad provienen de la familia.
 
Lo anterior sumado al aumento de las enfermedades físicas y psiquiátricas como los diferentes tipos de Demencia Senil, Párkinson y Alzheimer muestra un panorama donde es necesario crear una nueva cultura de la vejez y sus cuidados, tanto por parte del Estado como de la Sociedad y la Familia .  

La experiencia de 34 años que tiene I.P.S Paraíso Otoñal cuidando de adultos mayores, le permite entender la importancia de esta necesidad y  afirmar que se requieren unos conocimientos y habilidades especiales para cuidar a las personas de la tercera edad, por lo cual permanentemente ha capacitado su talento humano a través de talleres dirigidos por profesionales en las áreas de gerontología, enfermería y fisioterapia, con el objetivo de siempre de brindarle la información, herramientas y destrezas necesarias a sus cuidadores.
 
Por lo anterior I.P.S Paraíso Otoñal a decidido compartir su experiencia y formar la Escuela de formación: El arte de cuidar lo humano, la cual desarrollara un programa académico de 18 meses y 1.008 horas con la debida licencia de Funcionamiento a nivel técnico, que le permita formar a los cuidadores   que el día de mañana se van desempeñar con mucha ética y dedicación frente al cuidado de los adultos mayores.

Donaciones